SUELTA - CONECTA - INSPIRA - DISFRUTA - APROVECHA - GANA - VIVE
Llama: 52(998)1867803

NO COMPARES TUS RELACIONES.

No compares a las personas con las que has tenido una relación. Así, entonces la atención seguirá estando en lo que ellos/ellas son mejores o peores que las pasadas y te pones en una posición de víctima en donde encuentras culpables. Cuando alguien hace esto, tarde o temprano termina por repetir el mismo tipo de relaciones con otras personas. Hacerte responsable de todo lo que has vivido en tus relaciones (aunque no haya sido tu culpa) es la clave. Porque al final del día no hay culpables, las cosas suceden y simplemente podemos decidir tomar responsabilidad, lo cual equivale a poder para cambiar el rumbo de nuestras relaciones. De lo contrario, encontraremos todas las razones externas por las cuales las cosas no funcionaron como queríamos y por ende seguir viviendo situaciones muy similares en relaciones futuras. Si vas a.. comparar, mejor compárate a ti. Compara cuánto has aprendido, cuánto has crecido, cuánto has mejorado. Compara qué tanta responsabilidad decides tomar hoy en día en comparación de años o meses anteriores. Porque la realidad es que aunque pueda no gustarnos, las relaciones que has tenido fueron como fueron, porque tú fuiste como fuiste. No hay ni una sola característica que represente a la relación, que tú no hayas reflejado de una u otra manera. Esto incluye falta de comunicación, pasión, amor, cariño, tiempo, infidelidad, entendimiento, apoyo, libertad, atracción, atención o lo que sea que sientas que hubo o no hubo; todo fue resultado de que seguramente desde el principio no aplicabas todo contigo mismo/a y se transmitió a la relación para que por fin despertaras y descubrieras todo lo que a ti no te has dado. A veces tenemos tanto miedo de sentirnos amados, que buscamos amar a otros antes de amarnos, porque de manera inconsciente sabemos que únicamente podemos darles el amor que nos hemos dado a nosotros. Así tenemos asegurado que lo que ellos nos den sea del mismo nivel y, por ende, podamos auto engañarnos y sentir que nosotros sí dimos y que fueron ellos los que no nos dieron de vuelta. Porque en el fondo seguimos teniendo miedo de ser amados al cien. Y por ello, generalmente encontramos maneras de no ser muy receptivos ni a nuestro amor, ni al de otras personas. Lo más poderoso y sabio es siempre ver hacia dentro, hacia el punto de inicio, hacia el Big Bang de tu relación, el reflejo de todas tus relaciones; la relación que has tenido contigo.

Alx

Firma Alx Zander

This article is my 60th oldest. It is 411 words long