SUELTA - CONECTA - INSPIRA - DISFRUTA - APROVECHA - GANA - VIVE
Llama: 52(998)1867803

NO TE AUTO-ENGAÑES, SE HONESTO/A.

Una de las razones por las cuales no avanzamos en nuestra vida, es porque suavizamos la realidad. Con nuestro cuerpo, por ejemplo, si estamos gordos, decimos "estoy pachoncito", o "tengo unos kilos de más", o "soy robusto", o "gordi-buena", o "de huesos grandes" o "tengo un metabolismo lento" (diciéndolo mientras se comen una hamburguesa) o "lo que importa es lo de adentro" (cuando en realidad todo importa). En las relaciones, decimos: "todos los hombres son iguales", o "soltero/a estoy mejor", o "no necesito de nadie", o "nadie es lo suficientemente bueno para mí", etcétera. O en el dinero: "el dinero no es importante", o "el dinero no te hace feliz" (la pobreza tampoco), o "el dinero cambia a la gente", y demás. Y lo mismo con todo. Como sociedad, queremos que la gente sea honesta, pero cuando la verdad, consciente o inconscientemente nos duele, la criticamos y suprimimos. Cada vez que veo un video o una foto o leo un comentario respecto al movimiento pro cuerpos "normales", percibo un sinfín de personas, mujeres y hombres, sintiéndose mejor cinco minutos con el cuerpo que tienen. Y ese es el problema. Que lo que te hace sentir bien por instantes, y no de manera profunda y real, generalmente no es lo mejor para ti. Como cuando te enojas. Descargas impulsivamente de tu cuerpo esa energía de enojo. Se siente bien por minutos, pero después te das cuenta de que exageraste y ello termina haciéndote sentir peor. Si alguien realmente se sintiese de forma constantemente increíble con su cuerpo, sin importar la forma o tamaño de este, sería diferente. Pero la realidad es que la mayoría de la gente no se siente cómoda y mucho menos orgullosa y feliz del cuerpo y los resultados que tienen. Simplemente nos auto-engañamos y comparamos con la situación de personas, igual o peor que nosotros, para conformarnos y quedarnos en nuestra "confort zone". A mí no me importa si eres gordo, flaco, o tienes un cuerpazo. Si ganas mucho dinero o no, o si tienes o no una pareja. Tu valor como ser no tiene precio. Pero si quieres avanzar en cualquier área de tu vida, tienes que ser cruelmente honesto/a contigo. No se trata de ver las cosas más grandes de lo que son y dramatizar, pero tampoco más chicas de lo que son y seguir como siempre. Se trata de verlas como realmente son. Si eres gordo eres gordo, si estás en quiebra estás en quiebra, y si no sientes que te pelan, no sientes que te pelan. Únicamente así es como te nacerá la suficiente motivación para hacer lo que dentro de ti sabes que es lo mejor. Agradece lo que tienes, poco o mucho, pero si quieres lograr, mejorar o cambiar algo, se honesto/a. No suavices la situación.

Alx

Firma Alx Zander

This article is my 60th oldest. It is 466 words long